miércoles, 25 de julio de 2012

Glosario de Belleza con la "A"




Ya que este es un blog de belleza, principalmente, he decidido que a partir de hoy iré publicado una serie de entregas con un glosario de belleza, con el objetivo de explicar de manera resumida, pero lo más completa posible, conceptos de componentes e ingredientes que llevan los productos de belleza que utilizamos, así como también la función de dichos productos. Espero que os guste y os sirva de consulta y si véis que se me ha escapado algún concepto o producto importante por favor decidlo que lo incluiré encantada. Es para vosotras y para que aprendamos cosas nuevas juntas!


Para que los posts no se hagan demasiado pesados y largos, iré publicando por letras. Así que hoy toca el turno a la letra A.

-       A - 


Aceite de Argán: Llamado también Oro Líquido, es una increíble fuente natural de vitamina E con un 80% de ácidos grasos esenciales, los cuales nutren y regeneran el cuerpo. Tiene propiedades antioxidantes por lo que es un excelente aliado contra las arrugas. Gracias a su elevado contenido de vitamina E, nutre y regenera la piel, además de hidratarla y protegerla contra la sequedad. Es un perfecto equilibrador para pieles secas, deshidratadas y foto envejecidas, protegiéndolas contra los agentes externos. Tiene diversas aplicaciones y propiedades: poderoso efecto anti-edad y antiarrugas natural, retrasa el envejecimiento cutáneo; efecto regenerativo de las células; aporta hidratación y elasticidad a la piel, dotándola de más vida; estimula la oxigenación de la piel; tratamiento contra irritaciones cutáneas como el acné, eczema, estrías, quemaduras, psoriasis; favorable para pieles grasas; neutraliza los radicales libres; protección de la piel ante las agresiones externas; tratamiento contra las estrías y la flacidez de la piel; reestructura y endurece las uñas; fortalece el cabello; nutre y revitaliza el cuero cabelludo.

Aceite de Almendras: Aceite facial y corporal para todo tipo de pieles cuya principal función es mejorar la retención de agua en la piel proporcionándole hidratación y nutrición, mejorándose la elasticidad. Protege la piel de las agresiones externas. De sus frutos se consiguen las vitaminas B y D necesarias para hidratar, proteger y aumentar la oxigenación celular de la piel. Adecuado para todo tipo de pieles, incluso los niños y los ancianos. Fortalece los cabellos secos y débiles favoreciendo la desaparición de las escamas en el cuero cabelludo.  

Aceite Hipérico: El hipérico, llamado también hierba de San Juan, corazoncillo o hierba militar, es de intenso color verde, salteado por el amarillo deslumbrante de sus pequeñas flores. Su riqueza en taninos ha convertido a esta planta desde la antigüedad en una de las mejores armas para la cicatrización de heridas y la curación de las quemaduras o llagas. Es un gran regenerador para la piel, tanto para quemaduras con unas gotas de aceite esencial de lavanda, que crean una mezcla muy regenerante de la piel, así como, para aliviar golpes y hematomas, que, en estos casos acelera el proceso de recuperación. Para ello aplicar el aceite directamente sobre la piel, o en el caso de que no se pueda manipular la zona a tratar aplicarlo mediante compresas frías impregnadas con aceite de hipérico.
 
Ácido Hialurónico: Es un componente esencial  de nuestra piel, que sirve como soporte del colágeno y las fibras de elastina. Su función principal es mantener la piel lisa e hidratada, ya que es capaz de absorber hasta 1000 veces su peso de agua. A partir de los 20 años, aproximadamente, la piel va perdiendo su capacidad de retener agua, y es cuando comenzamos a ver las líneas finas en nuestra piel. Cualquier crema que lleve ácido hialurónico ayudará a nuestra piel a absorber mejor la hidratación.

Ácido Salicílico: El ácido salicílico (químicamente 2-ácido hidroxibenzoico) es un betahidroxiácido (BHA) y se usa en casos de acné, puntos negros, callosidades, queratosis folicular, y verrugas. Su uso más común es para prevenir los puntos negros y el acné, ya que exfolia químicamente la superficie de la piel, puede penetrar hasta el poro para limpiarlo (ya que es soluble en grasa), tiene propiedades antibacterianas, así como antiinflamatorias (que conserva en parte al derivarse del ácido acetilsalicílico de la aspirina). El ácido salicílico puede, asimismo, mejorar la producción de colágeno, suavizar o eliminar líneas superficiales, reducir discoloraciones cutáneas (altas concentraciones pueden causar hiperpigmentación en pieles oscuras y muy oscuras (1)) y calmar rojeces. En el mercado el ácido salicílico se encuentra habitualmente en concentraciones entre el 0,5% y el 2%. También se usa en ocasiones en champús para tratar la caspa. Existen más de 500 estudios publicados demostrando su eficacia.
El ácido salicílico sólo actúa como exfoliante en productos con pH no superior a 4, siendo el ideal un pH 3. Con pH superiores (más alcalinos), el ácido salicílico actuará simplemente como agente hidratante y calmante, pero nunca como exfoliante. Es por esto que suele ser de escaso valor añadirlo a productos de maquillaje por su pH alcalino. Su dosis óptima está entre el 1% y el 2% de concentración. (2) No confundir con su fuente original, la corteza de sauce ('willow bark' puedes leer en los etiquetados), que muchas marcas naturales/orgánicas venden falsamente como ácido salicílico. De hecho salicílico proviene del latín Salix, que significa sauce, pero recuerda que extracto de corteza de sauce no es propiamente ácido salicílico; algunos productos juegan con esta confusión.
Tal como recomienda la FDA americana, es prescriptivo el uso de un filtro solar de amplio espectro cuando uses ácido salicílico (3), pero no obstante ya debes saber que debes usarlo a diario emplees o no ácidos sobre la piel. Las pieles sensibles deben estar atentas a la reacción del ácido salicílico usado a la vez que el peróxido de benzoilo o retinoles (especialmente sus derivados las tretinoínas), ya que puede resultar no compatible.

 
Agua de Avena: La avena es una planta usada desde hace miles de años por sus propiedades calmantes para la piel. Su utilización diaria tiende a reducir las pequeñas agresiones que la epidermis sufre a diario, además de eliminar el cloro y la cal en la limpieza diaria, la superficie de la piel mejora notablemente.

Agua de Azahar: Es un tónico facial indicado para pieles sensibles y grasas debido a sus propiedades calmantes, hidratantes y protectoras. El azahar o flor de naranjo es un legado asiático que llegó a nuestra ciudad en la Edad Media de la mano de la cultura árabe, convirtiéndose en un poderoso elixir cosmético.

Agua de Rosas: El agua de rosas se obtiene por la destilación de sus pétalos. Tiene propiedades calmantes, tonificantes, relajantes e incluso astringentes,  lo que la hace ideal para pieles grasas y con poros abiertos. También es una muy buena opción para las pieles que se irritan con facilidad.




Agua Micelar: Como su nombre lo indica, contiene micelas, partículas que atrapan la suciedad. La estructura de estas micelas es bipolar: atraen el agua y también la repelen, por lo que atraen las partículas de grasa como si de un imán se tratase y son retiradas por su acción repelente. No es un producto desmaquillante en sí mismo. El agua micelar no retira totalmente maquillajes densos, ni mucho menos los Waterproof. Podemos usarla como paso final después de haber usado productos que si son adecuados para desintegrar el maquillaje. Si no hemos usado maquillaje durante el día, el agua micelar es el producto idóneo para retirar el polvo o “smoke”, la grasa y los productos hidratantes que nos hayamos puesto. En este caso deja la piel extremadamente limpia. El agua micelar puede ser utilizada por las pieles más sensibles. En el mercado hay varias opciones donde elegir para todos los tipos de pieles.

Aguas Termales: Son las aguas minerales que salen del suelo y están a más de 5º que el agua de la superficie y contienen distintos minerales. Por la presencia de iones, también son conocidas como aguas ionizadas (en cosmética solamente se usan las que tienen iones negativos, que son los que relajan el organismo). Las aguas termales más conocidas y usadas en el mundo de la cosmética, son las que tienen magnesio y calcio, con propiedades calmantes y cicatrizantes que contribuyen a la hidratación y revitalización celular. Se puede usar todas las veces que sea necesario, solamente hay que pulverizar un poco en el rostro y luego retirar el exceso. En verano es ideal para refrescarnos del calor. Es un gran aliado para aliviar rojeces, irritaciones y picores en la piel. También se puede usar después del maquillaje para sellarlo y que este dure más tiempo.

Alfahidroxiácidos (AHA): Son ácidos de frutas que sirven para exfoliar la piel mediante su contenido de vitamina A o vitamina C. El objetivo de los alfahidroxiácidos es acelerar el proceso exfoliante para reparar los daños causados por el sol y rellenar las arrugas. También es un remedio efectivo para las manchas por edad, melasma, ojeras y estrías.
Se trata de un componente bastante fuerte, por lo que no está indicado para pieles sensible, lo mejor es consultar a un dermatólogo antes de usar productos que contengan dicho componente. Uno de los efectos al usar alfa hidroxiácidoses que la piel se ponga un poco roja y también hay que evitar salir al sol ya que la piel está ha sido renovada y está bastante sensible.

Aloe Vera: Es una planta con amplias y muy beneficiosas propiedades para el bienestar y la salud personal, cobrando importancia para mejorar el estado de nuestra piel y cutis e incluso en el tratamiento de enfermedades. Entre lo más destacable de esta planta podemos mencionar algunos de los beneficios que aporta su uso: Penetra en las tres capas de la piel: la dermis, epidermis e hipodermis; a su vez, expulsa las bacterias y descongestiona los depósitos de grasa que tapan los poros reduciéndolos; Es cicatrizante, tonificador y regenerador celular; de igual forma, sus nutrientes como son minerales, enzimas y aminoácidos, estimulan la regeneración de la piel; Previene las arrugas y puede usarse como crema hidratante debajo del maquillaje; Usada durante un largo periodo de tiempo, ayuda a eliminar manchas solares e incluso puede usarse como filtro solar; Actúa como bálsamo en pieles irritadas ayudando a la regeneración tras el afeitado y depilación evitando rojeces y granitos; Evita y previene las estrías de piel como las del embarazo; Previene y cura afecciones del cuero cabelludo como el exceso de caspa o grasa además de ser muy efectiva en casos de psoriasis.


Arcilla Blanca: También conocida con el nombre de canolín. Entre sus infinidad de propiedades curativas destaca su alto poder desintoxicante, antibacteriano y cicatrizante además de ayudar a regular el pH intestinal. Es por ello que se suele tomar en ocasiones disuelta en agua en casos de úlceras o de trastornos intestinales. Debe ser limpia, sin impurezas y a ser posible ya preparada en herbolarios. Su efecto desintoxicante y antibacteriano también sirve para nuestra piel, convirtiéndose en una aliada perfecta para eliminar impurezas y ayudarnos en la regeneración celular. A diferencia de la arcilla verde, de efecto más purificante, la arcilla blanca es ideal para pieles secas y mates. Además es muy astringente, aporta luminosidad a la piel y también un efecto tensor, dejando la piel lisa y suave ya que elimina las toxinas y absorbe las células muertas de nuestra piel. Gracias a su pH ácido tiene propiedades vasoconstrictoras lo que la hace ideal para utilizar en piernas cansadas.

Arcilla Roja: La arcilla roja es la más conocida  y más utilizada de todas las arcillas, ya que es la arcilla más fácil de conseguir por su abundancia. Su composición es muy similar a la de la arcilla verde pero la arcilla roja tiene un mayor contenido de óxidos e hidróxidos de hierro, de ahí su color rojo.
Contiene silicato de aluminio y silicato de magnesio. Tiene propiedades astringentes.
La arcilla roja es altamente cicatrizante. Indicada en problemas circulatorios. Es muy absorbente por lo que neutraliza y drena las impurezas de los tejidos. El poder de absorción de la arcilla roja le permite la fijación y neutralización de toxinas, efectuando un drenaje e eliminación de las impurezas del organismo. El uso de la arcilla roja está muy recomendado para las pieles sensibles y delicadas y con dermatitis, pues reseca menos que la arcilla verde. Debemos usarla si nuestra piel tiene acné.  Limpia la piel y ayuda a la regeneración de las células. Podemos usarla para combatir la celulitis. También está indicada para usarla como mascarilla para nuestro cabello. Es un exfoliante ideal. Tonifica y da vitalidad a nuestra piel. La arcilla roja la podemos encontrar en formato de mascarilla en polvo para prepararla nosotras mismas en casa o ya preparada. Se puede usar en cara y cuerpo.

Arcilla Verde: Es considerada como la arcilla multiusos ya que tiene tantas propiedades que no sólo nos va a servir para cuidar nuestra piel sino que también podremos utilizarla para tratar lesiones, dolencias e inflamaciones. La arcilla verde se caracteriza por su efecto purificante y antibacteriano: limpia la piel en profundidad y produce un efecto relajante, aportando elasticidad y sensación de frescor, además contiene gran cantidad de minerales como el silicio, aluminio, hierro, calcio, magnesio, sodio y potasio entre otros. Es ideal para utilizar en el rostro, sobre todo si tienes la piel grasa o mixta gracias a su efecto purificante. También para eliminar puntos negros y tratar los poros abiertos o pieles con tendencia acnéica. Un buen método para sacarle partido es la utilización mediante mascarillas.

26 comentarios:

  1. Me guardo la entrada en favoritos porque es estupenda! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste y espero que te sirva. Muchos besos...

      Eliminar
  2. Hola guapa !! Me ENCANTA esta nueva sección del blog, si se aprende mucho, de verdad, está genial ;)

    Muchos besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, que bien que te guste y te sirva, un abrazo enorme.

      Eliminar
  3. Me parece interesantísimo el trabajo que te estás tomando, estaré pendiente de esta sección que me ha gustado mucho la idea. BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si lleva su trabajito, pero lo he ido preparando con mucho ilusión y me he divertido y aprendido cosas que no sabía. Me alegro que te guste! besitos...

      Eliminar
  4. Muchisimas gracias por todo lo que nos enseñas, aunque escribo poco te sigo desde el principio y tomo buena nota de todo lo que nos dices, mil gracias por estar aqui.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme. Confío de verdad que el post sea de utilidad para ti y para todas las que pasen por aquí...

      Eliminar
  5. Vaya post más completo, y muy útil!! Seguro que es un exitazo!!
    Un beso,
    MLu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá tengas razón... si alguno de vosotras aprende alguna cosilla nueva me doy por satisfecha. Un besazo.

      Eliminar
  6. Es una muy buena idea y seguro que aprenderemos mucho a través de tus post.
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, yo también estoy aprendiendo mucho al escribir este post. Un besito.

      Eliminar
  7. Vaya curro de post! la verdad es que biene muy bien saber datos como estos. Por si quieres añadirlo (yo lo descubri hace poco) hay varios tipos de ácido hialurónico, al comprarme la loción de hadalabo mire su web y lo explicaba todo de manera muy completa.
    El aceite de argán es casi medicinal, según mi experiencia; como el de rosa mosqueta :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! tu aportación me viene genial, cuando tenga un momento lo busco, me informo y lo añado. Un besazo.

      Eliminar
  8. Muy interesante este post. Me encanta saber datos de los productos que utilizo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta mucho saber los componentes de las cremas y maquillaje que me pondo. Me alegro que te sea útil...

      Eliminar
  9. El aceite de argán tengo que probarlo pero ya (tengo algún producto que lo incluye y van muy bien pero me apetece probarlo natural).

    Hace años me dedicaba a robar hojas de aloe vera para hidratarme luego la cara. La guardaba en la nevera e iba cortando cachitos. Cundía un montón y la verdad es que va muy bien.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo tienes que probarlo ya, es una maravilla para el cabello, lo deja divino!

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Me alegro Esther. Un besto para ti también.

      Eliminar
  11. Me parece una idea buenísima!!!! Estaré muy atenta a estas entradas, además ya la he guardado en favoritos!!!
    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusta y te sea de ayuda Sabrina y más cuando tú sabes tanto del tema...

      Un besazo.

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Gracias por tus ánimos, la verdad son muchas horas de trabajo...

      Eliminar
  13. uy, no conocía las propiedades del aceite de hipérico ;) lo tomo en cuenta porque creo que Dr. Hauschka tiene uno... y te felicito por la idea, que eres un solete!

    ResponderEliminar

Tus comentarios y aportaciones son bienvenidos y enriquecen este espacio. Sólo te pido de la manera más atenta respeto para este blog, su contenido y sus lectores. Y por favor no aproveches para hacer auto publicidad dejando mil y un enlaces, ni promocionando sorteos, que lo que hacen es atraer Spam. Si me interesa, con gusto te visitaré. Si se considera pertinente, aquellos mensajes de este tipo serán eliminados


Gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...