sábado, 19 de mayo de 2012

¿Por qué las mujeres no tenemos salud mental?



¡Hola a todas! 

Hoy os traigo un post para pensar y reflexionar un poco. La verdad, me ha costado un poco decidirme escribirlo, ya que se trata de un tema controversial y que puede herir algunas sensibilidades, aunque no deseo que eso ocurra con ningunas de vosotras.
Siempre he admirado la sencillez y naturalidad de la mayoría de los hombres. Por su propia naturaleza no se complican la vida dándole mil vueltas a las cosas, ni piensan mil horas en el mismo tema, mucho menos dedican su tiempo a la crítica destructiva y dañina (ojo que puede haber excepciones). En cambio nosotras siempre vamos más allá, buscando por qués a todo, a veces vemos fantasmas donde no los hay y lo peor es que muchas veces solemos caer en el vicio de criticar, a veces sólo por puro placer, por aburrimiento o por envidia.
Diversos acontecimientos recurrentes que vengo observando entre algunas mujeres que conozco me han hecho compartir lo que pienso y siento con vosotras y la mejor manera de explicarlo es contándoos la historia que he presenciado como observadora y que me ha decepcionado mucho.
Se trata de una oficina en la que como muchas otras, hay un grupo de mujeres que además de trabajar se dedican a criticarlo todo y tienen en la mira a una compañera. Está claro que como seres humanos, no nos puede caer bien todo el mundo, pero pienso que ante todo está el respeto y la educación.


Las críticas hacia esta chica están a la orden día, ya sea de manera descarada soportando comentarios como ¿porqué llevas las uñas tan largas, no te molestan para escribir? Seguramente en tu casa no haces nada porque es imposible mantener unas uñas así al mismo tiempo que se limpia, se cocina, etc. ¿Por qué llevas esos tacones tan altos, no te hacen daño? Y luego están los comentarios que hacen por detrás, que no solamente se han limitado a hablarlo entre el grupito, sino que se escriben correos electrónicos criticando la manera de vestir, cuestionando que si estuvo enferma seguramente era mentira, que quien sabe qué cosas está haciendo en lugar de trabajar, en fin cuestionándolo todo sin piedad y así os podría contar muchas anécdotas alucinantes y continúas porque suceden todos los días. La verdad me da mucha pena pues cada vez le es más difícil ir a trabajar.





Y yo me pregunto lo que está padeciendo esta chica ¿es una crítica desmedida de personas aburridas y desocupadas? o esto va más allá y ¿estamos hablando de “mobbing”? Para las que no sabéis lo que significa a continuación os pongo una definición. 

Mobbing. Se trata sin duda de un tipo de violencia psicológica en el entorno laboral. Si buscamos en el DRAE, en su vigésimo tercera edición, nos ofrece una definición de acoso moral o psicológico en los términos siguientes: "Práctica ejercida en las relaciones personales, especialmente en el ámbito laboral, consistente en un trato vejatorio y descalificador hacia una persona, con el fin de desestabilizarla psíquicamente". En el mobbing hay una víctima y uno o varios agresores o acosadores, que pueden ser de forma grupal o individual, compañeros, subordinados o jefes fundamentalmente. En el mobbing hay una intencionalidad por parte de los acosadores o acosadoras: anular, humillar y eliminar a su víctima. A veces los motivos, si es que este tipo de conducta necesita apoyarse en motivos, no es más que la envidia, baja autoestima o un control mal entendido por parte del acosador/a.
 

Especialistas e investigadores de este fenómeno coinciden en señalar que las víctimas del acoso laboral, son personas con elevado sentido de la ética, además se caracterizan por su autonomía, alta cualificación y popularidad, a la vez que cierta ingenuidad y dependencia afectiva. Estos rasgos posiblemente actúan como desencadenantes a los comportamientos de acoso, al ser percibidos como amenazantes por miembros de la organización.
 
Por otra parte, están los rasgos de las personas que se dedican a acosar entre los que se encuentran la mediocridad, envidia, narcisismo, necesidad de control, inseguridad, oportunismo, falta de transparencia. 

Después de conocer lo que es el mobbing, a mí me cuesta un poco definir si lo que está viviendo la protagonista de esta historia es un simple cotilleo o chismorreo o se trata efectivamente de un acoso laboral despiadado. ¿Dónde está el límite? ¿En qué momento lo que empezó como algo divertido para el grupito ahora se ha convertido en algo despiadado? ¿Son conscientes estas mujeres del daño que le están causando a una compañera? ¿Actuar de esta manera les hace feliz? Me surgen más preguntas las cuales os hago a vosotras que me leéis: ¿por qué las mujeres no dejamos llevar por este camino? ¿Nos aporta algo positivo? ¿Qué nos lleva a actuar de esta forma? ¿Es motivo suficiente el que una persona que no te caiga bien para destrozarla?


Posiblemente os estaréis preguntando que cómo es posible que los directivos de esta empresa no hagan nada al respecto, yo también me lo pregunto. Es complicado porque el problema no está ligado con la productividad y no le afecta a la empresa. Aunque si puede suceder que al final el acoso consiga desesperar tanto a una persona que acabe abandonando su trabajo y en ese momento si le afectará a la empresa porque tendrá que buscar una sustituta, contratarla y formarla. El daño está hecho. 

Sé que existen técnicas para prevenir el acoso laboral –mobbing-, pero no voy a profundizar en ello ya que el tema central de este post es que reflexionemos sobre los motivos que llevan a una persona a criticar de manera desmedida y cizañera  a otra y de ahí el título del post de hoy, no cabe duda que somos un poco retorcidas (no todas por supuesto) y pareciera que nos gusta complicarnos la vida todavía más y más.

Gracias por la paciencia de leer este post tan extenso. Espero que os guste y os haga reflexionar y si queréis opinar y dar vuestro punto de vista estaré encantada de leeros. feliz fin de semana. 


Recuerda que podemos seguir en contacto a través de las siguientes redes sociales, donde voy publicando información complementaria al blog: 



26 comentarios:

  1. Hola guapa, me ha encantado lo que escribiste !! Yo lo padecí en carne propia muchos años, pero en la secundaria, comentarios de ese tipo y más, eran constantes, hasta pensé en dejar de estudiar por ese motivo.

    Con los años me he dado cuenta que esos comentarios vienen como bien decís de gente sin autoestima, de ENVIDIOSAS, porque si, la mujer es muuuy envidiosa (no todas pero si la mayoría; buscan competir constantemente, y no se dan cuenta de que solo DAÑAN a la otra persona con su estupido e inmaduro comportamiento.

    Solo espero que se mejore la situación de quien contás, porque sé lo que es pasar por eso.

    Buen fin de semana, besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Dahiana, no sabes cuanto siente que me cuentas que tu padeciste esta clase de "acoso" y sobre todo el colegio cuando una chica es más vulnerable y se está formando su personalidad. Si en un trabajo es muy duro, no me quiero ni imaginar como fue en el colegio.

      Ojalá aprendamos a tener mejor salud mental que seremos más felices.

      Te mando un abrazo.

      Eliminar
  2. Gladys gracias por tu entrada y espero que el tema se solucione por el bien de esa chica.
    Besos, Mª José

    ResponderEliminar
  3. Este tema me gusta, hace tiempo escribí en mi blog una entrada hablando del mobbing porque una amiga mía lo padeció y bueno, yo también lo sufrí. Lo sufri por parte de mi jefe, mi redactora jefe y algunas compañeras. Trabajé unos años en una televisión local, fui presentadora y redactora. Supongo que sería envidia pero nunca lo entendí porque ni quería sus puestos (compañeras) ni tampoco ascender, quería hacer solo mi trabajo. Mi jefe me acosaba laboralmente en el sentido de alabar mi trabajo y a la media hora decirme que no valía para nada, prohibirme hablar con gente, reñirme si me veía tomar café con alguien que no era de su agrado...mi ex redactora jefe lo mismo, no soportaba que redactara bien, que hiciera bien los programas de tv, mis compañeras no me ayudaban, pasaban de mí, se reían...pero a tiempo lo dejé, me ayudaron gente externa del ámbito laboral. Mi opinión es que no debemos dejar pasar el tiempo y solucionar el problema cuanto antes. Con respecto a tu compañera es complicado si no puedes hablar con un superior y exponer el tema o con las demás que se enzarzan con ella. Tienes razón en eso de que las mujeres nos preocupamos más de esas cosas que los hombres, algunas son competitivas solo en la forma de vestir, en tener el mejor bolso, en usa el mejor maquillaje, por eso, prefiero mil veces trabajar con un hombre antes que con una mujer. ¿Por qué las hay de esa forma de ser? ¿No deberíamos entendernos entre nosotras? Ya ves, Gladys, lo que me interesa este tema...¡feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Gema. Gracias por compartir tu experiencia. De verdad lamento mucho que hayas tenido que vivirla, no es nada agradable. Me da gusto que hayas tenido el valor de decir basta y dejar ese trabajo.
      Este tema es muy profundo y mi post no es ni la punta del "Iceberg". Cuando pueda buscaré el post que escribiste sobre el mobbing. Te mando un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Pfff..A mi esque estos temas me parecen muy delicados! un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Gladys! Lo que has contado en el post me ha hecho poner los pelos de punta, me parece devastador que existan personas que se crezcan machacando a las demás, y lo peor de todo es que parar estos procesos es muy difícil. De todas formas, quiero puntualizar una cosa, el acoso laboral, la envidia, el chismorreo... no es exclusivo de las mujeres, es decir, a mi entender no existe diferenciación de género. Personas tóxicas, las hay en todas partes, por desgracia.

    En fin, espero que todo este asunto se solucione de la mejor forma posible y que tu amiga lo supere pronto.

    Saludos, y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo. El acoso también los generan los hombres. Lo que pasa es que en el caso que yo he expuesto sólo participan mujeres. Un abrazo.

      Eliminar
  6. love your blog! It's so nice!!! I follow you!
    Pass to my blog and if it likes you follow me too, I will be so glad :D
    kisses
    http://francescagiusti.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. No creo que el mobbing sea exclusivo a mujeres, esto ocurre indistintamente del género, otra cosa es que las mujeres hayamos sido educadas para complacer y agradar siempre a los demás y menos para preocuparnos de nosotras mismas. Puede ser por esto, pero no por genética, no por nacer mujer. Ni de broma. Si no te convence lo que te digo fíjate en una empresa grande donde haya hombres y mujeres, re sorprenderás de lo verduleros que pueden llegar a ser, otra cosa es que estén educados, al contrario que nosotros, para parecer seguros de sí mismos y despreocupados con el qué dirán, pero la autoestima, por desgracia, la tiene la mayoría de la gente por los suelos.

    (Vaya rollo te acabo de soltar)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bloggueando por aqui me he topado con el tuyo y me ha gustado mucho tus publicaciones, soy nueva aquí y quizás te interesa algún día echarle un vistacillo a mi blog jeje. Un saludo. Te sigo!!
      http://pruebaverme.blogspot.com.es/

      Eliminar
    2. Maquiyonkis,

      Claro que me convence lo que dices, estoy de acuerdo y me parece que en algún párrafo de mi post comento algo al respecto. Lo que pasa es que como le he comentado antes a Luccalba, en el caso que planteo sólo participan mujeres. No dudo para nada que hay hombres que tienen una lengua muy venenosa. También es verdad que mucha gente tiene su autoestima muy baja. Te mando un abrazo.

      Eliminar
  8. Gladys, si, es verdad lo de los grupitos y que las mujeres somos malas y envidiosas no es ningún cuento chino, es verdad, en mi trabajo también las hay, y yo soy de las solitarias de las que solo tiene 3 compañeras de 20 en las que puedo confiar y con las que me llevo bien, podría formar parte de los grupos que mencionas, pero mi educación, mi ética y mi forma de ser me lo impide, y me alegro. Odio el jijiji, jajaja por la cara mientras afilan los cuchillos por detrás y lo digo y no me escondo y es la razón por la cual no me aguantan las falsas y las envidiosas. Hasta hace unos 3 años me importaba todo, me lo tomaba muy a pecho hasta que la depresión pudo conmigo, afortunadamente la he superado después de casi un año de baja y al volver al trabajo he intentado pasarme por el forro a todas esas que no tienen otra cosa que hacer que despotricar a todo el mundo, a veces lo consigo, la mayoría de las veces por suerte, pero a veces me sigue afectando. Besos. P.D. Tienes un premio en mi blog http://cristelicious.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola nena, siento mucho lo que me cuentas. Yo estoy contigo, me gusta quedarme al margen de esos grupitos que no tienen oficio ni beneficio y que siempre están en la búsqueda de algo para criticar y sino hasta de lo inventa.
      Comprendo perfectamente que hayas sufrido esa depresión, pues pasamos muchas horas en el trabajo con la presión de hacer nuestras tareas lo mejor posible, con plazos de entrega y muchos retos diarios como para que encima tengamos que soportar a gente odiosa y envidiosa. Por otra parte me alegro que ya lo hayas superado y estoy segura que tu experiencia puede ayudar a otras mujeres víctimas de chisme y la intriga. Iré a buscar mi premio enseguida. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Es muy triste tener que admitirlo pero sí es cierto que las mujeres solemos tener más tendencia a eso del "critiqueo" y de machacar a alguien, a veces sólo porque sí. Yo he sufrido ese tipo de situaciones en mis carnes y a mí como que me dan un poco igual las envidias o las críticas ajenas pero entiendo que pueda haber mucha gente que se sienta muy mal con ese tipo de acoso. Es una situación muy complicada, sin duda. Y, aunque hay hombres que se ven inmersos en estas situaciones, hay que admitir que, por norma general, tanto víctimas como victimarias suelen ser mujeres. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Saludos.

      Eliminar
  10. Este tipo de situaciones no son aisladas, es muy común, lamentablemente. En USA desde hace ya muchos años hay leyes que protegen a los trabajadores, tanto del "mobbing" como del "gossip"(chismorreo), que puede ser muy destructivo. Cuando empecé a trabajar en mi actual trabajo, a las pocas semanas empecé a ser victima del "chismorreo", llegue a enterarme por compañeras de trabajo de otras áreas de que una compañera de trabajo muy cercana a mi, hablaba todo el tiempo muy mal de mi en la sala de descanso de la empresa. Al poco tiempo, ya no solo hablaba de mi, sino de mi trabajo y ponía en duda mi integridad profesional. Lo primero fue poner una queja a mi jefe inmediato quien tomo ciertas medidas. La situación fue escalando y me vi obligada a poner una queja en Recursos Humanos. Al mes y medio de esto, la persona fue despedida, luego de una extensa investigación realizada por ese departamento.

    Para controlar cosas como estas, deben de existir leyes que protejan a las personas y a la vez debe haber compromiso de la empresa de no tolerar cosas así. El mobbing y el chismorreo siempre van cogidos de la mano; aunque existen personas que pueden acosarte y hacerte la vida lamentable en el trabajo de forma solitaria, normalmente este tipo de personas te ven como una amenaza para ellas o simplemente representas lo que ellas no pueden tener o ser. Cualquiera sea el caso, debe de ser cortado de tajo lo más pronto posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mayté, no me extraña que hayas sido víctima del mobbing en tu trabajo pues tienes la cualidades que esa clase de gente detesta y que les "empuja" a iniciar su ataques despiadado.
      Desafortunadamenente, en España la ley está a años luz con respecto a USA y si en una empresa grande es complicado ya no te digo en una empresa pequeña donde trabaja la protagonista de mi historia. Te aseguro que desde que empezó ese acoso sucedieron varios hechos que si hubieran pasando en Estados Unidos, ahora mismo el tema estaría zanjado, con demanda por calummnias e injurias incluida y posiblemente despidos de las autoras.
      Además como expongo en mi post, los jefes de esa empresa no están por la labor de abrir sus ojos y oidos ante esa clase de problemas, lo único que les importa es que la gente sea productiva y que su empresa funcione.
      Te mando un abrazo y gracias por exponernos tu experiencia.

      Eliminar
  11. Lo primero que me gustaría decir es que no todas las mujeres son criticonas ni envidiosas. El caso que nos cuentas me parece más inmadurez por parte del grupo que mobbing. Yo tengo entendido que el mobbing tiene que ver más con motivos laborales, que te ninguneen los jefes etc.
    Un saludo,
    MLu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo que no todas las mujeres son criticonas y chismosas, creo que con las que hay ya tenemos bastante.
      En cuanto lo que dices del mobbing es verdad que también se enfoca en temas laborales, pero el que lo describe mejor es el “burning” cuando los jefes hostigan tanto al trabajador con su desempeño en el trabajo.
      También existe el “gossip”, por lo que yo creo que esta chica está entre los dos fenómenos: el mobbing i el gossip, ya que un simple chismorreo no te pone al abismo de una depresión, con pesadillas, ganas de vomitar y angustia por tener que ir a trabajar. No soy una experta, ni mucho menos, pero si me interesa mucho el tema y más aún cuando veo que mucha gente ha sido víctima de todo esto.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. yo por todos esos motivos y mas, tengo a pocas amigas, prefiero tener amigos, poque ellos no se critican a la espalda y no son tan envidiosos entre ellos, y las mujeres si.

    ResponderEliminar
  13. Genial este post. Yo actualmente tengo una amiga, en todo el mundo, sólo una. Y vive en otro país. Antes tenía como 5 o 6 o quizás 10.Con el tiempo, eso que muy bien describes me ha tocado pasarlo, y la verdad es que se pasa mal, ENTRE INSULTOS, RISAS DE CUALQUIER COSA QUE HAGAS, ACOSO, AMENAZAS ETC. Un buen día dije yo no quiero más amistades, me perjudican en vez de ayudarme o acompañarme. DESDE ESE DÍA ME DUELE MUCHO MENOS LA CABEZA Y VIVO FELIZ, tengo mi pareja, mis proyectos y todas las faldas y camisetas en mi armario, puedo estar tranquila de que ninguna va a estar por ahi prestada durante meses y meses sin devolución. Te felicito por este post! Pasa a visitarme si quieres!!!!!!!!

    Un beso!

    http://www.miredline.blogspot.de

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Un post maravilloso Gladys, y que espero que haga reflexionar a mucha gente. Para mí, la causa del mobbing es muy sencilla: hay gente envidiosa y amargada que únicamente se reafirma haciendo sentir inferiores a los demás. En el fondo lo único que me dan es pena.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  16. ¡Acabo de ver esta entrada!

    Mira te comento, yo antes tenía unas conocidas, y digo conocidas porque jamás las llegue a considerar amigas, nunca les contaba nada mío personal, no me fiaba mucho, pero por aquel entonces yo tenía 16 años, era muy inmadura...

    El caso es, que aunque a mí no me hacían nada personalmente, al menos directamente, eran de las que siempre se criticaban entre ellas a las espaldas, y luego tan amigas... Y eso a mí no me gustaba. A parte eran super machistas, cada vez que veían una chica muy guapa le miraban de arriba abajo para criticarla. De hecho fijate como eran, que las mujeres que se pintaban los labios de rojos para ellas eran la profesión más antigua del mundo que empieza por P...

    Pues eso, me parecían personas muy tóxicas, y cuando pude me aleje corriendo, no quería yo ese ambiente para mí, prefiero personas buenas y sencillas en ese aspecto. Yo soy más de vive y deja vivir, no me gusta criticar, creo que antes de hacerlo hay que mirarse dentro uno mismo.

    Un besito reina, gran entrada

    ResponderEliminar
  17. Excelente pos Gladys. Yo entiendo bien de que hablas porque lo padecí en mi primer trabajo con 18 años durante meses, hasta que mis jefes decidieron poner los puntos sobre las íes, tuve esa suerte. Y muchos años después ya siendo jefa me volvió a pasar, y ahí fui yo la que pusé fin a esa situación. Coincido en que no toda la gente te cae bien, pero ese no es motivo para hacerle la vida imposible a nadie. Se puede mantener una relación sólo laboral y punto. Yo creo que es mala gente que se aburre, y que disfruta molestando a los demás y realmente no lo entiendo. Es cierto y lo digo por experiencia que los hombres en general son más simples, y que el peor lugar para trabajar es en un entorno integramente femenino. Finalmente a este tipo de actitud no sé si es mobbing, pero yo no cre que sea acoso laboral, dirìa que es acoso personal, porque afecta a toda la vida de esa persona, no se limita sólo al trabajo. Un bico como decimos en Galicia!!!!

    ResponderEliminar

Tus comentarios y aportaciones son bienvenidos y enriquecen este espacio. Sólo te pido de la manera más atenta respeto para este blog, su contenido y sus lectores. Y por favor no aproveches para hacer auto publicidad dejando mil y un enlaces, ni promocionando sorteos, que lo que hacen es atraer Spam. Si me interesa, con gusto te visitaré. Si se considera pertinente, aquellos mensajes de este tipo serán eliminados


Gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...